Facebook

¡Síguenos en Facebook!



Porque la tierra será llena del conocimiento de la Gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar.
-- Habacuc 2:14

Nuestra Visión

Es un gozo darle la bienvenida al ministerio del Instituto Internacional Biblia Thompson. Nuestra Visión es una y creemos que algún día la Tierra sera llena del Conocimiento de la Gloria del Jehová como las aguas cubren el mar.

Cuando usted motiva a otros a estudiar y proclamar la Palabra de Dios, usted ministra en los pasos de los grandes predicadores de Dios de antaño. Hombres tales como Moisés, David, y Esdras.

Porque Esdras había preparado su corazón para estudiar la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos. Esdras 7:10

Usted sigue en los pasos de Juan el Bautista quien predicó el arrepentimiento en el desierto. Y por supuesto Jesús, el mismo Hijo de Dios, es nuestro modelo supremo. El enseñó en las sinagogas y predicó en los montes proclamando que el Reino de Dios se había acercado. El afirmó el poder y la autoridad de las Escrituras, diciendo Cielo y tierra pasarán pero su palabra nunca pasará. Mateo 24:35

Muchos mensajeros más se podrían nombrar tales como los apóstoles y los reformadores junto a millones quienes han proclamado la Palabra de Dios sin ser conocidos y en mucha oposición. La mayor parte de los siervos de Dios han sido olvidados en la historia pero algún día brillarán en los pasillos del Cielo. Nuestra herencia es preciosa como mensajeros de Dios.

Aceptemos nuestro llamado con humildad. Hemos sido escogidos en forma muy especial para esta labor tan honrosa. Hemos recibido este ministerio por Su gracia y aceptamos el llamado con pasión y alegría. Estamos entrenando a otros en el manejo de la misma Palabra de Dios. Son Palabras que penetran el alma para causar un cambio eterno.

Respondemos a este llamado tan especial con propósito. La sanidad de nuestra tierra, aun de nuestro mundo depende de la fiel exposición guiada por el Espíritu de la mente y el corazón de Dios.

Sobre todo, lo hacemos para la gloria de Cristo para el Reino eterno.